La luna y el 2014

Me gustaría compartir con todos este calendario lunar para el 2014, como excusa para despedir este año.

Calendario lunar 2014

Este año que acaba, el 2013, ha sido enormemente fecundo en lo personal, ha nacido mi segundo hijo, he crecido mucho personalmente, hemos trabajado mucho como familia y comenzado a buscar nuestro futuro soñado…

El 2014 vendrá con fuerza, y no quería dejar pasar la oportunidad de agradecer a todos haber estado ahí durante este año que acaba.1050921557_81eddf2595

Nos vemos en la red, compartiendo este camino, con cambio de imagen, nuevas energías y  nuevos proyectos.

Un fuerte abrazo virtual,

Ana.

La doula: maternando.

Reflexiono en los últimos días sobre el verdadero papel de la doula cuando acompaña a una mujer durante su embarazo, su parto, su postparto.

Madre TierraPienso sobre la enorme fuerza que tienen las palabras, en si realmente las palabras pueden cambiar el significado de lo que son, y, por tanto, su verdadero ser, si son sólo palabras, letras, si… stat rosa pristina nomine, nomina muda tenemus*

Me pregunto sobre el papel de fondo de la doula, no sobre acciones individuales o concretas, no sobre qué hacer, o qué explicar en cada uno de los momentos del proceso, sino lo que resume, lo que define el papel de la doula.

Imagino que así como hay una doula para cada mujer, así hay un papel para cada doula, cada mujer lo interpretará de una manera o le dará unas características propias, personales y diferenciadas. Pero estoy tratando de buscar ese fin último, esa definición, o ese paradigma, si se quiere.

Acompañar, apoyar, empoderar, informar, ayudar, servir… todas son palabras que definen una parte de lo que hace una doula, dependiendo del momento, de la madre, de la pareja, de las necesidades.

Al final, creo que la palabra definitiva, la que se repite, la que podría definir o se podría aplicar a todas las situaciones es MATERNAR. Sé que en español no suena muy bien, pero el significado en inglés, mothering, mothering the mother, me parece que es el más completo, el que mejor se acomoda al trabajo, a la pasión de la doula.

Maternamos, acompañamos desde la imagen del prototipo de LA MADRE.

Me gusta esta definición porque además se acerca mucho a los conceptos ecológicos y ecofeministas de La Madre Tierra, como si la presencia de la doula ayudara a la madre a estar más cercana, conectada, con la Madre Tierra, con todo su poder y sabiduría.

Y vosotras, ¿qué pensáis?

*Umberto Eco, El nombre de la rosa. “De la rosa nos queda únicamente el nombre”.

 

Búscate a tí mismo

 

Búscate a ti mismo, por tus propios medios. No permitas que otros hagan tu camino por ti. Es tu senda, y sólo tuya. Otros pueden caminar contigo, pero nadie puede caminar tu senda por ti.

(20 Consejos de los indios norteamericanos)

 

He encontrado esta reflexión en el blog de María Covadonga Mora, Criando Amando, y me apetecía compartir esta pequeña gran verdad.

Proteger las necesidades de la mujer de parto

Según nos contaba el pasado fin de semana Michel Odent, en lo que se refiere al estado del nacimiento en el mundo, estamos en el fondo del abismo. En la era de la oxitocina sintética y de la técnica simplificada de la cesárea, el número de mujeres que da a luz gracias a una combinación de hormonas del amor tiende a cero.

Sin embargo, nos daba motivos para la esperanza, ya que ésta es también la época de la fisiología, que está en situación de explicar y razonar cuáles son las necesidades de una mujer durante el parto, lo que va a hacer que la mujer dé a luz sin intervenciones externas, por sus propios medios, usando su cuerpo y su fuerza.

Desde esta perspectiva fisiológica, el parto es un preoceso involuntario dominado por el cerebro arcaico (hipotálamo, hipófisis). No se puede ayudar al proceso del parto, pero éste puede ser inhibido my fácilmente: en situaciones que impliquen liberación de adrenalina o por la estimulación del neocórtex.

Las necesidades de la mujer durente el parto son básicas, de sentido común (ya sabemos que es el menos común de los sentidos): intimidad, seguridad, oscuridad y ninguna activación de su cerebro racional, de su neocórtex. Se puede explicar de otra manera: dejarla en paz, a solas, que haga lo que quiera, que esté tranquila, que nadie la pregunte, que nadie la presione.

En este contexto, ¿cual es la labor de una doula? ¿qué hay que hacer?

La respuesta es fácil: generalmente nada. Lo único que en ocasiones hay que hacer es PROTEGER esas necesidades, para que la mujer pueda parir tranquila. A veces puede requerir sacar a alguien de la habitación, otras contestar a las preguntas “de rutina” (cuánto tiempo lleva con contracciones, cada cuanto tiempo, comió algo, ha roto aguas, etc), otras veces la mujer puede pedir una presencia constante, en un segundo plano, que la haga sentir que hay alguien pero no sintiéndose observada.

The mandala Journey, mother-moon

Mother-moon, by Amy Swagman. The Mandala Journey.

Cada mujer es diferente, tiene unas unas apetencias y unas características distintas, y en función de ellas habrá que acompañarla, pero todas las mujeres de parto tienen las misma necesidades y, lamentablemente, muchas veces hay que protegerlas. Hay una gran incomprensión de la fisiología del parto a nivel cultural.

Esperemos que el nuevo paradigma del parto crezca con fuerza y llegue a todas las personas implicadas en los partos.

Pero también es importante que este conocimiento llegue más allá, a la sociedad en general, que todas las mujeres se den cuenta de su fuerza, de que si las dejan son capaces de parir; que llegue a los padres, que vean la fuerza de sus compañeras; que llegue a los hijos, que vean el parto como un bello proceso.

Hay que desaprender muchos conceptos, pero gracias a las hormonas del amor, PODEMOS.

 
Referencias:
Imagen: Amy Swagman. The Mandala Journey.
Curso Paramana Doula.
Odent, Michel. El bebé es un mamífero. Ob Stare.
Odent, Michel. El nacimiento en la era del plástico. Ob Stare.