La revolución del nacimiento: lo más urgente es desmilitarizar la obstetricia

Estupenda entrevista a Isabel Fernández del Castillo, la autora de “La revolución del nacimiento”, reeditada hace unos días.

Os dejo un fragmento y el enlace a la entrevista completa:

“Si analizas lo que hace la obstetricia convencional y lo que hace la agricultura industrial, te das cuenta de que es lo mismo: se reprimen los procesos fisiológicos/ biológicos autorregulados, y se sustituyen por productos y servicios que hay que comprar fuera. Y en el proceso se producen daños, los vínculos se rompen, la magia se esfuma y perdemos el contacto con el alma de las cosas” Isabel Fernández del Castillo

Entrevista

Anuncios

La lactancia prolongada

Enlazo a una interesante reflexión del blog de Ibone Olza, a raiz de la publicación de la última portada de la revista Time, que está levantando bastante revuelo, en la que muestran a una mujer amamantando a su hijo de 3 años. El reportaje está dedicado al Dr. Sears, muy conocido en todo el mundo y el llamado padre de la “crianza con apego”.

Ahora que mi hijo se acerca a los 3 años, estas ideas y reflexiones se vienen a menudo a la cabeza.

Lactancia prolongada fuera del armario.

Bacterias probióticas y lactancia

Os dejo con el enlace a una de las ponencias del congreso IHAN; con el título Bacterias probióticas de la leche humana: aplicación en el tratamiento de las mastitis.

Por Esther Jiménez Quintana. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Investigadora post-doctoral de la Universidad Complutense de Madrid en el VI Congreso Español de Lactancia Materna.

Fuente: Lactaranda.

Útero, vientre y belleza

Hoy Mónica Felipe, del blog Estudio sobre el Ùtero, nos ha regalado una muy interesante reflexión sobre el vientre femenino, su relación con un útero relajado y la relación esclava y antinatural que mantenemos las mujeres con nuestro vientre en la sociedad actual “gracias” a los cánones de belleza.

Copio el principio del texto, que podéis leer completo aquí.

Vientre de Mujer

Desde las hermosas Venus del paleolítico, en las que los atributos sexuales remarcaban la capacidad creadora, a través de la maternidad, del cuerpo de la mujer hasta las actuales modelos, actrices, cantantes, maniquíes… la imagen modelo de nuestro cuerpo ha cambiado visiblemente. 
Tomemos como ejemplo a la Venus de Willendorf. Se trata de una estatuilla de unos 20.000 años de antigüedad tallada en caliza y pintada en ocre en la que podemos apreciar nuestros atributos sexuales femeninos muy marcados: vulva, pechos, glúteos, vientre… Las interpretaciones que la historia del arte han producido sobre el fenómeno de estas estatuillas, denominadas Venus paleolíticas, es que eran representaciones que señalaban la fertilidad y destacaban la maternidad de la mujer. Es curioso adentrarse en el significado de las huellas de otras culturas y civilizaciones separadas de nosotros miles de años. Ya en mi incursión en la facultad de historia del arte me sorprendía la estrechez de mente de los investigadores. Por ejemplo, el historiador Stefano Suzzi argumenta que las Venus, presentan desfiguraciones (así las denomina él) como consecuencia de las transformaciones que en el cuerpo de la mujer los hombres observaban… ¡ya estamos! ya estamos dando por hecho que fueron los hombres (y no las mujeres) quienes tallaron las Venus, pintaron las cuevas paleolíticas… y que conste que no me parece importante quién lo hizo. Lo que me parece importante es la incapacidad de los hombres y mujeres de hoy de poder acceder a la sencilla idea de que había una forma diferente de hacer las cosas.
Continúa aquí.

Búscate a tí mismo

 

Búscate a ti mismo, por tus propios medios. No permitas que otros hagan tu camino por ti. Es tu senda, y sólo tuya. Otros pueden caminar contigo, pero nadie puede caminar tu senda por ti.

(20 Consejos de los indios norteamericanos)

 

He encontrado esta reflexión en el blog de María Covadonga Mora, Criando Amando, y me apetecía compartir esta pequeña gran verdad.